Calostro: propiedades y beneficios de una leche de edición limitada

La leche de los primeros días de vida no sólo satisface las necesidades nutricionales del bebé, sino que tiene otras características que la hacen única e inimitable, tanto que se ha ganado el nombre de «oro líquido».

Durante las reuniones en la clínica de pacientes externos, las mujeres embarazadas a menudo quieren saber cuándo llegará el suministro de leche. Se les informa que normalmente hay que esperar dos o tres días después del nacimiento, y en ese momento siempre preguntan, parpadeando los ojos, «¿Cómo voy a alimentar a mi bebé en los primeros días?

El suministro de leche no comienza inmediatamente después del nacimiento, sino que la producción de leche comienza mucho antes, incluso a mediados del embarazo. Esta especial y preciosa «primera leche» se llama «calostro». Averigüemos qué es en detalle.

Calostro: el primer alimento del bebé

Podríamos llamar al calostro nuestro primer alimento, diseñado específicamente para satisfacer todas las necesidades de los primeros días de vida. «Pero son sólo unas pocas gotas… ¿cómo se llenará mi bebé?», observan muchas madres. El hecho de que el calostro se produzca en cantidades muy pequeñas responde a una necesidad fisiológica muy específica.

El estómago del recién nacido tiene un volumen muy pequeño, del tamaño de una avellana: es natural que al nacer sólo pueda contener de 5 a 7 ml de leche (alrededor de una cucharadita), por lo que el pecho de la madre proporciona un líquido muy denso que, en muy pequeñas cantidades, es capaz de satisfacer todas las necesidades nutricionales del bebé.

Un alimento completo que la naturaleza nos ha proporcionado, gratis, pero limitado para los primeros días. De hecho, después de este período, el calostro se transformará gradualmente en leche madura. La madre tendrá que confiar en su capacidad innata de alimentar al bebé, amamantándolo desde el nacimiento y tantas veces como el bebé lo requiera.

El color del calostro

El calostro suele aparecer de color amarillo intenso, con tendencia al dorado, pero se han descrito colores que abarcan toda una gama de tonos de amarillo, pero también de naranja, verde, marrón y rosa. Algunos alimentos y bebidas que contienen agentes colorantes añadidos o naturales, así como algunos medicamentos, pueden «colorear» la leche de forma diferente. Sin embargo, no hay contraindicaciones: la lactancia puede continuar sin problemas.

Los beneficios del calostro

El calostro no sólo satisface las necesidades nutricionales del bebé, sino que también tiene otras funciones importantes que lo hacen único e inimitable, tanto que se ha ganado el nombre de «oro líquido». Veamos a continuación sus características y por qué es tan importante.

  1. Efecto laxante: ayuda al recién nacido a expulsar más fácilmente las primeras heces (el llamado «meconio», viscoso y negro), y por lo tanto también la «bilirrubina» (pigmento amarillento-rojizo contenido en la bilis) que se produce en exceso después del nacimiento. Por lo tanto, también tiene un efecto protector en la prevención de la ictericia.
  2. Efecto inmunológico: El calostro ha sido definido repetidamente como una vacuna 100% natural, ya que contiene numerosos agentes antiinfecciosos que son particularmente importantes en las primeras etapas de la vida de un bebé. De hecho, en comparación con la leche madura, el calostro es más bajo en azúcares y grasas pero mucho más rico en proteínas, la mayoría de las cuales son anticuerpos (inmunoglobulinas secretas).
  3. Efecto sobre el desarrollo de la flora bacteriana intestinal: Al nacer, el intestino es particularmente sensible al ataque de los gérmenes, y el calostro es rico en sustancias que favorecen el desarrollo de la flora bacteriana intestinal que se impondrá a las bacterias «malas». Por ejemplo, podemos mencionar los oligosacáridos, azúcares complejos especiales presentes en el calostro que no tienen una función nutricional para el ser humano, sino para la flora intestinal: uno de ellos es la bifidobacterium infantis, que proporciona protección contra la diarrea precisamente en los primeros momentos de la vida, es decir, cuando el recién nacido corre más riesgo.
  4. Efecto de la maduración: Con sus abundantes cantidades de proteínas, vitaminas, minerales, antioxidantes y factores de crecimiento, el calostro desempeña un papel importante en el desarrollo de los diversos órganos y sistemas del niño.

El gran valor del calostro es aún más evidente e incluso vital en los bebés prematuros, que por un lado tienen que continuar su desarrollo fuera del vientre de su madre y por otro lado son más vulnerables a las infecciones. Pero la naturaleza también ha pensado en esto: las madres que dan a luz antes del final del plazo producen calostro durante un período de tiempo más largo para ayudar a la supervivencia y a un mejor desarrollo de sus bebés.

¿Es el calostro perjudicial?

Parece increíble, pero en algunos países del mundo no se reconocen las importantes propiedades nutricionales e inmunológicas del calostro, y a menudo se considera que la leche «caducada», que se ha echado a perder, está presente en el pecho desde meses antes del nacimiento.

En estas culturas, se anima a las mujeres a extraer calostro y a desecharlo hasta que la leche «verdadera» llegue alrededor del segundo o tercer día después del nacimiento. En otros casos, sin embargo, no se ofrece calostro a los recién nacidos porque se cree que es un líquido infectado o incluso venenoso, o que puede ser la causa de la ictericia (la típica decoloración amarilla) en los recién nacidos.